viernes, 2 de julio de 2010

El pórtico


            


Compañera de mis horas aciagas,
¡consumida pichoncita mía!
Sin grafía esculpida en mármol,
pérfidos pinares silbando -
ya en el destiempo del osario
a nadie esperas.


Desde el mirador en el altillo
cedías tus alegrías a otoñales tardes adormecidas;
el cielo se extendía en franjas rojizas
y movías lentamente la aguja
por el aro de bordar
entre tus mansas manos lozanas.

Mirabas el pórtico olvidado,
el camino sombrío, lejano.

La nostalgia, los presentimientos
de un mundo discordante,
orillaban tu pecho sin cesar,
agitaban tu corazón hasta que resolvió
detener su desentonado andar.

Y yo, yo…    ¡Ya no puedo regresar!




© Silvia Evelina, Buenos Aires, Argentina – 2010
Todos los derechos reservados.



¡Dále, dejá tu comentario!

16 comentarios:

  1. Decía un viejo poeta que la nostalgia es nuestra mejor compañera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es posible, creo que sí, Jan. Si no tuviéramos recuerdos, bellos, tristes o divertidos -que conforman nuestras nostalgias- entonces nuestra mente sería un vacío...¡y eso mete miedo!
    Gracias por tu visita, me has hecho reflexionar.

    ResponderEliminar
  3. Precioso Sylvia, y la flor..., ¿la flor, es una flor de Loto?, es bellísima.
    Felicidades.
    Isa

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Isa, por visitarme y comentar.
    Ay! No estoy segura, yo creía que era un lirio flotante. Visitaré al blog de Ansín para ver si la nombró...
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Posees una facilidad asombrosa creando belleza.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  6. Cómo me identifico con tus palabras, Sylvia. La sencilla complejidad de tu poesía revela, y echa luz, sobre un sentimiento que uno, ya 'grande', trata de relegar a la oscuridad, consolándose con una magra 'sabiduría' ganada a costo de gran sacrficio y profundo dolor. Existen lugares a donde uno no volvería jamás, etapas quemadas, limitaciones superadas, ilusiones dejadas al lado del camino. Pero en el fondo queda ese agridulce y escurridizo sentimiento, que se siente, de tanto en tanto, como un interogante más que una certeza, como un nudo sorpresivo en la garganta más que algo expresable, y como un persistente sueño sobre lo que 'podría' haber sucedido si el destino o la resolución misma le hubiese llevado a uno por otro rumbo.

    ResponderEliminar
  7. Mistral, perdóname la demora en agracerte tu comentario tan motivador...Debo seguir, gracias por inspirarme!
    Abrazos desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  8. Dan, me siento en deuda contigo por demorar tanto en contestar tus sabias reflexiones. Has interpretado de maravillas esos sentimientos que afloran en mi intento de poetizar...
    Confieso que la nostalgia revelada en mi poesía va dirigida a más de una persona; en mi ánima hay colectividades de seres queridos que no veré más en esta vida, y también lugares que confluyen en ese espacio misterioso de la mente. Creo que mi mirada ha caído en especial sobre el rostro de mi dulce madre, en esta instancia...¡pero compartida con otros rostros un tanto borrosos!
    Gracias, Dan, me gusta como has profundizado en estos temas. Abrazos!

    ResponderEliminar
  9. tanta letra hermosa y yo con tan poco tiempo....
    amenazo volver.

    ResponderEliminar
  10. Clo, tu amenaza de volver me agrada. Gracias por la visita y tu comentario.
    El tiempo...en lugar de fluir,es un torrente que arrastra.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por visitar mi casa y dejar tus comentarios. Volveré. Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Y gracias por visitarme a mí. Ciertamente volveré para leer tus citas famosas!
    He visto que todavía no agregaste más. Abrazos!

    ResponderEliminar
  13. Gracias por pasarte por mi blog. Como ves, yo también deambulo por el tuyo y encuentro una poesía cálida y terrígena que desvela visiones y olores.
    Un abrazo,
    Martha

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Marta!
    Gracias por tus comentarios. Me agradan, puesto que sigo buceando en un mar de palabras la síntesis que tu has logrado tan bellamente.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  15. Hola Silvia me gusto tu blog, y como te defines. me gusto tu comentario en mi blog,eres muy amable,quisiera poner tus poemas en uno de los mios , se llama,Para el adultomayor.blogspot.com
    Si te incomodo no te preocupes.Cariños Germania

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola Germania!
    Gracias por visitarme y comentar. Realmente me gustó tu blog sobre la vestimenta, no ha sido simplemente amabilidad! ¡Se nota que sabes mucho!
    Si quieres incluir este poema en tu blogspot, será un honor para mí.
    Pero te pediría que me siguieras con el Google Connect, en tal caso, así te encuentro fácilmente y visito ese blog también. Yo ya te estoy siguiendo!
    Cariños, amiga, desde Buenos Aires!

    ResponderEliminar