jueves, 8 de abril de 2010


 El legado de Félix Rodríguez de la Fuente

 Filosofía y propuestas
 La filosofía de Félix Rodríguez de la Fuente parte de una visión biologicista de la vida según la cual los seres vivos, mediante la evolución, se perfeccionan, embellecen y adaptan. En esto incluye al ser humano, en el ejercicio constante de su mejora física, cultural y espiritual. Félix cree que el hombre ideal y feliz es el hombre primitivo en la cultura de los cazadores superiores, dotado ecológica, artística, biológica e incluso comunitaria y culturalmente, en armonía con la naturaleza que le nutre y de la que es parte. Según sus palabras, "la entrada del neolítico es la del abuso y la del sojuzgamiento, y en ella seguimos, inadaptados". A tal efecto, su propuesta trata no de regresar a un pasado paleolítico, pero sí de incorporar a la actualidad sus elementos positivos perdidos, que fueron los que nos conformaron y que en el fondo de nuestra especie, anhelaríamos.

Su filosofía podría resumirse en un humanismo vitalista que produzca individuos sanos que mejoren la sociedad por capacitación constante. Para Félix el ser humano no es una especie más, sino una síntesis de la naturaleza, con todo lo peor y todo lo mejor de ella, creada "con la nieblas del amanecer, con el aullido del lobo, el rugido del león", en una estrecha y "compleja trama palpitante" e interdependiente.
Contra la dispersión por egoísmos, Félix aboga por el orden y el cumplimiento de las leyes. En su prédica y concepciones, se siente solidario con el mundo en que vive y pide a todos el compromiso, siendo un profundo rompedor de tópicos. Pero no propone que reneguemos del pensamiento animista, "mítico" o "infantil", sino de los impulsados artificialmente por los intereses creados y por nuestra sociedad mercadotécnica separada de la naturaleza y del empirismo. Profundo amante de la ciencia y del conocimiento, cree que la unión de las ciencias nos hará regresar a la base de los postulados del pensamiento animista: una tierra viviente sentida, comprendida y vivida como comunidad por el hombre, el Hombre y la Tierra.


Extractos:
Enlace en título.


Gracias Al (Alberto) por tu espléndido blog, que nadie dude en visitarte, pues allí hallarán estupenda informacíón sobre Félix Rodríguez de la Fuente y su Fundación.

http://elamigodelosanimales1.blogspot.com/


viernes, 2 de abril de 2010

No Fun

No Fun

EL VIENTO PUMA


2 de abril de 2010


El viento, un puma que aúlla.
Lo oigo jadear en lluviosa oscuridad,
guerreando acantilados del Atlántico Sur.
Las rías escupen vapor arcano,
como enfurecidas serpientes de mar
cautivas de fuerza indómita.


La silueta galopante del puma,
inclinada veloz sobre playas hendidas,
desafía el océano estruendoso,
acuchilla con fuego fatigados cielos.


El Viento Puma me llama;
lo oigo, alerta a sugestivas pausas,
sus ocasionales tonos sosegados.
En sombrías aguas, percibo ojos fulgurosos,
ocres como espuma de marejada austral.


¡Criatura mítica remontando espinazos de olas
cuando el mar brama desde la negrura!


Lejos de ti, sí,
cabalgaré sobre el Viento Puma,
ultramarina ante el vano tráfico de este mundo.
Luego de esta última noche contigo,
abrazada a tu piel desnuda,
me escoltarán mar adentro
las garras del Viento Puma,
filosas y frías como carámbanos.


Mañana, saborearás la sal
en nuestros cuerpos anhelosos:
nostalgia amorosa frente al hogar a leños,
cobijado de errantes vientos
que peinan el Atlántico distante.

Copyright: Sylvia Evelyn, Buenos Aires, Argentina, 2010.
Todos los derechos reservados.




¡Agrega tu comentario!