viernes, 28 de octubre de 2011

FISURA






Existo como materia dudosa:
quizás una bacteria en las entrañas de un volcán,
un Bacillus infernus generando azufre y ceniza;
tal vez, ignorante de paradigmas científicos,
sea un testarudo microbio
colono de hielos continentales.



Anoche sentí que me escurría
por oleoductos hendidos por la herrumbre;
hoy, que me nutría de cobre en los negros cables
entrecruzados en la soledad del cielo urbano.



¿Seré un algo infinitamente pequeño,
adivinado bajo el microscopio del aprendiz ignoto
o conjeturado en las nanociencias?
¿Una cosa esquiva
en las vísceras del cuerpo que palpita,
exiliada del murmullo humano, del espíritu?



Ni poesía que exalte,
ni pasión que invoque, ni melodías…



Tal vez perezca arrastrada por el viento,
apilada en dunas de resignados desiertos;
en brisas, dibujando rizos que bajo la fría luna
vuelven al llano y el silencio.



O tal vez sea algo que soñó la arena.



No soy recuerdo de otro espíritu,
ni ilusión, ni fantasía de un cuerpo vivo.
No soy reflejo en el cristal viejo y descascarado
ni seré el tiempo que se multiplica
en infinitos espejos borgesianos.
No me repito.



Es posible que sea…
                            el cristal rajado.





© Silvia Evelina, Buenos Aires, Argentina, 2011.
Todos los derechos reservados.














¡Bienvenidos los comentarios, gracias!

34 comentarios:

  1. No podria ser que hubiera un Constructor del universo?

    ResponderEliminar
  2. Casualmente estoy investigando sobre planetes para una entrada y mi asombro no tiene límites¿ Quién habrá creado todo esto, me digo?¿cómo se formó, si no estuvo la mano de alguién?
    besitos
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Gosen, de acuerdo contigo. Los elementos y materiales estaban, pues alguien o algo los organizó y nos ubicó en este trocito que habitamos. Sin olvidarse, claro, de incluir el azar a la vuelta de cada esquina.
    Gracias por pasar!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Norma! Hace tanto que no agrego una entrada, y ahora se me ocurrió poetizar sobre la eterna pregunta por el Ser. Así es, nuestro asombro no tiene límites. Pienso que hubo un creador, no sería posible sin una inteligencia poderosa armar semejante infinitud de sistemas solares y galaxias. Creo en Dios, sin embargo me hago innumerables preguntas, como vos. Lo que más me intriga es el azar.
    Gracias por tu visita, iré a espiar tu casita!

    ResponderEliminar
  5. Poema para reflexionar sobre la existencia. Pareciera que nuestra identidad está en duda, al menos queda claro que ante tanta grandeza del universo, podríamos ser cualquier cosita sin importancia, volando de aquí para allá sin rumbo fijo. Una espumita...
    Te felicito, me gusta! Abrazos, Alberto

    ResponderEliminar
  6. NOs raes un univero de sentires que debemos acomodar lentamente, para tratar de vislumbrar profundidades aun ignoradas.

    Cariños

    ResponderEliminar
  7. Alberto, eso es lo que quise expresar, no sé si lo logré a mi total satisfacción...pero bue...se hace lo que se puede.
    Gracias por tus acertados comentarios, abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Querida Abu, me encanta cuando me visitas, me siento acompañada, envuelta en un halo familiar que perdí hace varios años. Los seres más queridos se me adelantaron, tal vez por eso me brotan un sinfin de preguntas sin respuesta aún.
    Tengo fe de que el tiempo nos obsequiará la Luz, y el alma en paz.
    Abrazos grandes, Abu.

    ResponderEliminar
  9. Sylvia mire que dijo Einstein sobre el azar o la causalidad:
    La casualidad no existe todo es causal la casualidad son matematicas que no desconocemos.

    ResponderEliminar
  10. Sylvia es como usted dice tuvo que haber Alguien que organizara todo y ademas sigue organizando en presente tambien pues sino todo el universo se iria al traste

    ResponderEliminar
  11. Alberto Donato somos poquita cosa como usted dice en comparacion solo con nuestro planeta, pero algo divino creo debe de tener el ser humano, porque pensamos, razonamos tenemos placer al observar.......,algo divino hay en nuestro interior .....creo

    ResponderEliminar
  12. perdon, me equivoque en la cita de Einstein, el texto correcto es "matematicas que desconocemos"

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola gosen! Pues sí, me dí cuenta del error, no importa son cositas que nos pasan, yo te comprendí.
    Agrego que a la mayoría de los científicos no les gusta que nos apoyemos en sus descubrimientos para relacionarnos con cuestiones de fe, de esperanza o simplemente de asombro y cuestionamiento...¡pero Aristóteles subrayó que toda ciencia comienza con el asombro! Y más adelante, el peripatético maestro cruza sigilosamente la frontera entre lo empírico comprobable y la esfera de la teología..Esa "energeia" inteligente que además llama Dios y Amor...Sigamos, pues, pensando libremente. Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Creo que todos nos hacemos esas preguntas, tenemos esas dudas, pero tu las has plasmado con una bella poesía.
    Espero que ya estés bien

    ResponderEliminar
  15. Gosen, gracias por comentar y enriquecer el diálogo, me gusta que sea abierto puesto que yo parto del "solo sé que no sé nada", y me disgustan autores como Richard Dawkins, famoso ateo británico cuyo fanatismo me hace sospechar que es patológico. Él ataca sin piedad a los que piensan distinto a él...He leído un par de sus libros xq creo que a veces es necesario "dormir con el enemigo" para informarse de las tendencias, no? SAludos y gracias!

    ResponderEliminar
  16. Querida Chary, qué bonita sorpresa hallar tu comentario, amiga! Sí, hay más tendencia a hacerse estas preguntas, sin embargo me encuentro con gente con fé inquebrantable y otras con ateísmo inquebrantable...¡muy a menudo!
    Me alegro que aprecies mi poesía, a mí las ideas me salen en forma poética, eso intento. Abrazos!

    ResponderEliminar
  17. Espero que Alberto te responda, creo que tiene que acudir a un ciber...Gosen, yo he pinchado en tu nombre y Google me informa que "no tengo permiso" para comentar en tu sitio! Quizás estés en Facebook, a mí me puedes encontrar como Sylvia Evelyn, si quieres!

    ResponderEliminar
  18. Precioso poema que me ha hecho reflexionar.
    "quizás una bacteria en las entrañas de un volcán... generando azufre y ceniza"
    Esto me ha recordado la erupción volcánica submarina de la isla canaria de El Hierro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola jubilado!
    Pues sí, traté de componer una poesía para reflexionar, gracias por confirmarlo. En nuestra Patagonia Argentina estamos padeciendo en estos momentos las cenizas de las erupciones de los volcanes Hudson y Puyehue, del lado chileno de la cordillera..Pero en realidad escribí la poesía hace un tiempito.
    ¡Qué maravilla vivir en las Islas Canarias! Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Sylvia gracias po sus animadoras palabras

    ResponderEliminar
  21. Sylvia lo que dice usted de que ha pinchado en mi nombre y Google le die ...., es que no se mucho de esto de la red soy un poco negado para estas cosas, o sea no se lo que me dice, disculpe

    ResponderEliminar
  22. Silvia, Richard Dawkins es un autor que vende mucho por el simple hecho de que escribe lo que la gente quiere oir.
    Como la sociedad en su conjunto es atea y tienen resentimiento contra Dios pues este señor les da lo que quieren.
    Es umuy bueno lo que le dice usted a Norma.
    En cuanto a lo que dice de que tiene usted un monton de preguntas yo le puedo contestar a todas, pruevelo

    ResponderEliminar
  23. Te felicito! me gusta mucho, quizá todos seamos testarudos microbios,en este infinito universo. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Diana, pues si, somos testarudos microbios, lo interesante seria poder dejar de ser testarudos asi podriamos llegar a ser personas, seres humanos y dejar dre ser microbios

    ResponderEliminar
  25. Hola Gosen! Así que has leído a Richard Dawkins...¿Has leído a Paul Davies? Su libro "The Fifth Miracle" (El quinto milagro) es excelente. Es astrobiofísico y matemático, australiano, tiene mucho publicado, lo admiro por su amplitud de conceptos.
    Lo que quiero decir, es que mi blog no es el mejor lugar para dialogar o extenderse sobre estos temas. Puedes dejar tu e.mail aquí o, como ya dije, buscarme en Facebook bajo Sylvia Evelyn. Tienen mensajería y figura mi e.mail, aquí no lo incluyo. Saludos y gracias por tu interés!

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola Diana! Creo que tenés razón, somos microbios testarudos, además de altamente dañinos y soberbios. ¡Al menos podríamos evolucionar y llegar a ser bacterias útiles!
    Gracias por tu visita, beso!

    ResponderEliminar
  27. Gosen, creo que eso de ser personas, seres humanos verdaderamente concientes de nuestros actos, a estas alturas es una utopía. Somos más ciegos que una lombriz, y menos útiles, puesto que las lombrices mueven la tierra, hacen su buen trabajo silencioso (si es que todavía no las mató Monsanto...).
    Pero qué digo...Hoy es 11-11-11 y se viene el gran cambio! Juazzz...! No entiendo tanto entusiasmo, no estamos en el año
    '11', es el 11-11-2011, digo, no...

    ResponderEliminar
  28. Sylvia a que cree usted que es debido que todo el mundo hace lo que debe menos los sers humanos?
    cuando digo todo el mundo es todo el mundo, animales, plantas, gusanos, enfin todo.

    ResponderEliminar
  29. gosen, los seres vivos aparentemente siguen la ley de la supervivencia del más fuerte, que suele ser muy cruel (leé "Dark Nature" de Lyall Watson para enterarte de los recursos espantosos de, por ejemplo, los atractivos pingüinos -cualquier coincidencia con la política de mi país es intencional, bah, me salió así-). Para proteger a la manada, suelen sacrificar a sus propios miembros; me refiero a cualquier ser vivo, incluso el humano en este ejemplo.
    Pero la humanidad en su conjunto ha traspasado esta ley, para seguir la ley de la autodestrucción de sí misma. Se ha vuelto suicida.
    Gosen, con todo respeto (y especialmente para los seguidores de esta entrada), no voy a continuar este diálogo en mi blogspot. Gracias por tu aporte y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  30. Un gran poema, Sylvia. Estoy de acuerdo con lo que postulas. La especie humana no busca la supervivencia sino la autodestrucción. Pero habría que investigar por qué...

    Me encanta el poema.
    Un abrazo grande
    Ana

    ResponderEliminar
  31. Cuando observo la grandeza del Universo, y me detengo a pensar sobre las grandes interrogantes -no resueltas- por el ser humano. Siento al hombre como una partícula de arena, al lado de tanta perfección. De verdad, ¡qué estúpidos son! con sus armas de destrucción, con su orgullo, envidia, destrucción. Tal vez el día que descubran su pequeñez puedan evolucionar a células pensantes.
    Un besito Sylvia

    ResponderEliminar
  32. Ese verso:
    "o tal vez sea algo que soñó la arena"
    No puedo explicar con palabras el sacudimiento interior que me produjo, como de arena movediza bajo la cabeza.
    es de esos versos o imágenes que se quedan en una para siempre.

    Salud-osssssssss

    Pd: gracias por pasar por mi blogs.

    ResponderEliminar
  33. ¡Hola Ana! Disculpá la demora en agradecer tu comentario, es que tuve que implementar la moderación de comentarios y no me di cuenta de que el tuyo estaba en espera. Es así, yo también me pregunto porqué seguimos este camino fatal...un misterio en el cual estamos todos involucrados.
    Un alegrón que te haya gustado mi poema, abrazos!

    ResponderEliminar
  34. Taty, lo que dices es absolutamente certero, no tengo nada que agregar. Salvo, quizás, que es una pena que estemos todos involucrados, cuando es obvio que no todas las gentes tienen poderes especiales como los obstinados en guerrear y destruir. Pero las poblaciones se están levantando en todo el mundo, al menos tendrán que oír nuestro grito de oposición ¿o matarán a sus propias poblaciones, aún en occidente? Gracias por tu comentario, tienes "células pensantes"...
    Besitos y perdón x la demora en contestar, encima quité la moderación y veo que otra vez entró un spammer en una entrada anterior!

    ResponderEliminar