martes, 30 de septiembre de 2014

"SEMILLAS DE LIBERTAD"



Historia de un desastre global. Documental completo. 




















6 comentarios:

  1. De alguna forma, soy testigo de esa evolución. De niño, veía a mis abuelos guardar las semillas, de entre lo más selecto, para poder sembrar al año siguiente. En el doblado, una numerosa serie de semillas diversas aguardaban el momento de la siembra... Ha pasado el tiempo y ya no son productivos los métodos tradicionales o de eso nos quieren convencer. Era un muchacho cundo abandoné el medio rural; ahora todo ha cambiado. Es cierto que las cosechas son más numerosas, pero todos tenemos dudas sobre aquello que consumimos y el agricultor actual, que heredó sus tierras de los abuelos de sus abuelos se ven forzados a comprar las semillas. ¿Qué intereses operaron este cambio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente, Francisco. De niña yo trabajaba (con gusto!) al lado de mi madre en nuestra huerta. Desde plantar semillas en cajas de madera llenas de tierra, hasta pasar las plantas brotadas a los almácigos que habíamos preparado para que crecieran. Ay, recuerdo los enormes tomates de distintas formas, jugosos y deliciosos. Lechugas, zanahorias...una larga lista con semillas recogidas o compradas en el pueblo. Una variedad increíble! También teníamos los manzanos, la principal cosecha.de ese valle. Muchas variedades, dulces, ácidas y de tonos y tamaños distintos. Ahora solamente hay dos tipos de manzanas, las Grannie Smith y las Deliciosas. Es lo que se vende en las ciudades de Argentina. Y el 80% de la soja, el maíz, el trigo, etc. es transgénico. Con Monsanto haciendo negocios con nuestro gobierno. Todo mal. En nuestro mismo país hay niños con hambre, no hace falta señalar al África ni la India...¿Para qué seguir? Es muy triste. Y no es verdad que las cosechas son más abundantes. Las grandes inundaciones impiden cosechar y las pocas vacas que quedan se mueren de hambre también, puesto que gran parte de los granos son para alimentar a vacunos, bovinos, cerdos y mascotas. Yo me he vuelto vegetariana, pero no es fácil comprar alimentos orgánicos. Gracias por tu visita, Francisco.

      Eliminar
  2. Es una verdadera lástima que en la sociedad en la que nos encontramos no demos importancia a la naturaleza.
    Estoy segura de que acabaremos dandole la importancia que merece. Porque nosotros somos naturaleza...

    Me ha gustado mucho el comentario que me has dejado en mi blog, ¡muchas gracias!
    Te sigo, me parece interesante los temas de los que tratas.
    Un saludo
    Martina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, Martina, pero debemos apurarnos para tomar conciencia del desastre que estamos provocando. ¿Quién parará las guerras, que tanto daño causan? Trato de ser optimista....
      Disculpa que no he vuelto a visitar los blogs, ha sido por problemas familiares. Espero retomar pronto. Abrazos!

      Eliminar
  3. Gracias, Silvia, por visitarme y comentar. Me ha gustado mucho tu blog y, yo también estoy muy concienzada y dolorida por el daño que le estamos haciendo a la madre naturaleza que, es ni más ni menos que hacérnoslo a nosotros mismos.

    Un abrazo y buen fin de semana. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, María Bote, el planeta quedará devastado, pero en cuanto la humanidad desaparezca reverdecerán las tierras y empezará otro ciclo que no tendremos la oportunidad de disfrutar. Tampoco nuestros hijos...eso es lo más triste, no? Abrazo!

      Eliminar