Aquí guardo un poco de todo. Mis videos de música favorita, o documentales, entrevistas. También alguna poesía de mi autoría. Como si fuera un viejo baúl que abro para rememoriar eventos pasados, quizás olvidados.

domingo, 27 de enero de 2013

Enterrando cenizas








Poesía publicada en colección de obras de protesta contra violencia de género. En Argentina mueren mujeres a razón de dos cada tres días, sin contar las muertes no registradas por miedo a las represalias, según el  Observatorio de Femicidios. En siete de cada diez casos, el principal sospechoso es el marido o la ex pareja.

 Además,  nueve  mujeres son  violadas por día; cuatro adolescentes cada tres días desaparecen víctimas de la trata; más de una mujer muere cada cuatro días por abortos inseguros clandestinos y hay más de dos muertes maternas cada cuatro días por otras causas evitables, vinculadas al embarazo.

La poesía, o analogía con el ser homínido (cuyo antepasado era reptiliano) apunta a la perpetuidad oscura del cerebro primitivo sin evolución emocional-racional; el que “ruge” con igual violencia programada y automática en el presente siglo, sin sopesar opciones ni consecuencias.




ENTERRANDO CENIZAS


Me miras con ojos de primate
ser elemental
homínido de arrugada corteza
en los albores de la prehistoria.

Me observas  
enterrando cenizas de hombre pretérito
(no hay hombres nuevos)
sin incienso ni cinerario.
Tu tozudo entrecejo
hunde tus pupilas en hueso cóncavo,
dos iris casi concéntricos
encorsetando  
milenios de vejámenes.

¡Mujer! ¿Son nada?

Suspendido de lianas y hiedra,
como engendro de un Tarzán
no imaginado por E.R. Burroughs,
te abalanzas de árbol en árbol
en la selva densa, expectante.
Presencia arbórea
eco de rugidos en la espesura
brutalmente arcaica tu mirada
...me despedí de vos
                                  HOY

-Futuro incierto de mujer libre-

       …porque no hay hombre nuevos.



©  Silvia Evelina, Buenos Aires, enero 2013,
Todos los derechos reservados como obra publicada.

Imágenes de Internet, desconozco los autores y ruego me notifiquen si prefieren que las elimine. ¡Gracias! 




Tristeza, Vincent Van Gogh