Aquí guardo un poco de todo. Mis videos de música favorita, o documentales, entrevistas. También alguna poesía de mi autoría. Como si fuera un viejo baúl que abro para rememoriar eventos pasados, quizás olvidados.

domingo, 13 de junio de 2010

En el viento





Fuego purificador, el aire caliente arrasa,
sellando pastos contra el suelo,
chatos como vana promesa de huinca.
Cortinas de polvo amortajan la nada.


Destellos de luz y cenicientas formas
resisten la bofetada de Canícula,
propio de seres míticos
en dominios gobernados por la noche.


No hay sentido más allá de las mesetas.


La bóveda de espeso cielo
es impenetrable a la oración humana.
Saluda la soledad un pájaro errante
sobre la térrea candelada.


Hendidas, las pezuñas del cordero huinca
erosionaron esta gloriosa tierra.
Enjutos pioneros desembarcaron en oleadas,
fusilaron al dócil guanaco
de patitas acolchadas.


Hace siete mil años
tribus Mapuche arrearon
camélidos patagónicos,
engendrados en la alborada del tiempo
por sabios dioses de la estepa.


En algún lugar,
guarecidos de los ventarrones de perfidia humana,
espíritus jubilosos celebran la infinitud.
Infinitud de Gente de la Tierra.
Mapuche.


Pero lloran en secreto, los espíritus,
y el viento consume sus lágrimas.
Todo es yermo.
Todo está en el viento.




Huinca = Hombre blanco; extranjero; mentiroso.
Mapuche = mapu=tierra; che=gente; = Gente de la tierra. Primeros habitantes de Patagonia.


© Silvia Evelina, Buenos Aires, Argentina. 2010.
Todos los derechos reservados.

¡Dále, dejá tu huella!

10 comentarios:

  1. Querida Sylvia:
    Qué hermoso poema. Tiene la esencia que define a la Patagonia como a un espacio único, inconmensurable, pleno de luz, de magia, de literatura, de ausencias presentes, de llenos vacíos, de silencios ensordecedores.

    "Pero lloran en secreto los espíritus,
    y el viento consume sus lágrimas.
    Todo es yermo.
    Todo está en el viento"
    ¡Grandioso!

    ResponderEliminar
  2. Querido Luis: Valoro muchísimo tus palabras, porque sos un patagónico de alma aunque hayas venido de otras provincias (que seguramente seguís amando).
    Si he podido capturar un poco de la esencia de los espacios donde me crié, quedo satisfecha. Ay! cuando leo lo que están construyendo, eliminando bosques y privatizando playas lacustres, muere una partecita mía.
    Claro, yo siempre protestando...temo espantar a mis lectores.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Grandiosidad. Soledad. Dolor por lo usurpado...

    Te regalo dos haikus de los que tengo en mi blog sobre los indios que malviven en los lugares que conocí:

    Silbo de quena:
    La tristeza del indio
    Su etnia violada.

    Llora en los cerros
    despojada y desnuda
    la Pacha Mama.

    Muchos besos. Socoangrate

    ResponderEliminar
  4. Perdona el error. Ese "angrate" pegado a Soco no sé de donde salió.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Soco! Bienvenida a las hermosas pero castigadas tierras de la Patagonia Argentina. Me gusta lo que dices, en tres palabritas.

    Y me encantan tus haikus. Me pregunto en qué lugares estuviste, porque la quena se toca en el noroeste argentino, donde además veneran a la Pacha Mama. Pero en Bolivia y Perú también.

    Me gustaría agregarlos al pie de mi poesía, pero la cultura Mapuche es distinta. En el sur está la Madre Roca; supongo que la madre debía ser como una roca de fuerte en ciertos parajes inhóspitos.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. No te preocupes, Soco, a mí también me pasan cosas raras cuando tecleo! Te voy a visitar xq he estado ausente demasiado tiempo.
    Ya voy!

    ResponderEliminar
  7. Hola Sylvia!

    He estado revisando tu blog con mucho entusiasmo, que hermosos poemas escribes.

    Hay todo tipo de poetas, pero es raro encontrar quien escriba como protesta.

    Saludos desde México, y ojalá pueda conocer algún día La Patagonia que tanto amas.

    Jach ki'imak in wóol in k'aj óoltkech

    http://gaia-eco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Blanca!
    Gracias por motivarme con tus comentarios. Me gusta escribir y protestar, hago lo que puedo! Es que están pasando cosas que ponen en peligro nuestra supervivencia como especie...Al menos es lo que pienso yo, está a la vista.

    Claro que me he quedado con la duda con respecto a tus palabras finales. Quizás figuran en tu blog, de modo que lo visitaré de nuevo.
    Abrazos desde Buenos Aires a México!

    ResponderEliminar
  9. Precioso poema, Sylvia, muy origina, con sello Argentino, oriundo, de nostalgia y cargado de sentimientos a la vez que de realidades.
    La foto, bellísima.
    Isa

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Isa, por tu agudos comentarios. Nunca fallas, al menos pienso que captas lo que he querido poetizar a mi manera, con enorme sentimiento..
    Abrazos afectuosos!

    ResponderEliminar