Aquí guardo un poco de todo. Mis videos de música favorita, o documentales, entrevistas. También alguna poesía de mi autoría. Como si fuera un viejo baúl que abro para rememoriar eventos pasados, quizás olvidados.

miércoles, 20 de febrero de 2013

ESTEPA




 









La estepa inmóvil, parda,


hipnotiza sin piedad:


matorral espinoso,

árida roca,

sed de suelo hermético -




La miro solitaria desde mi cornisa centinela.




Estepa de semblante impávido:

tus magnéticas tonalidades

enmascaran aturdimiento, ausencia,

hambre de compañía -





 

















Desespero en altas cumbres abrasadas

por sol perenne.



¡Estepa de quietud mítica!

Suplicas fervor trascendente

arrancado de mi mismo corazón

astillado de pesadumbre -



Y yo…

lloro descalza bajo la bóveda irreal

de relumbrante azul.




Aguardaré señales del poniente

-reveladas tan sólo a mi alma afligida-

de mi amor errante en llanuras andinas.





 
















ã Silvia Evelina, Buenos Aires, Argentina, 2013.
Todos los derechos reservados.







9 comentarios:

  1. Uno no acaba de ver con nitidez donde acaba el mapa físico y dónde da comienzo el sentimental; donde la aridez es del suelo o del desconsuelo.

    ¡Felicidades por el poema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pido disculpas, Francisco, por mi demorada respuesta. Me encanta el comentario que has dejado. 'Suelo y desconsuelo'. Me inspira para una nueva poesía! Mi salud me impide cumplir con lo que más me deleita, es decir, las artes y especialmente la poesía.
      Abrazos, amigo!

      Eliminar
  2. Un mar de hierbas matiza con sus diferentes colores la inmensidad de esa estepa que conforma el horizonte, lejos, recto, mudo en su grandeza. La estepa, maltratada por un sol abrasador, solicita de quienes caminan por ella que le ayuden a solicitar de la Naturaleza que se calme el calor, que se apegue un poco la luz... Excelente poema, Sylvia.

    Un gran abrazo, querida amiga Sylvia.

    ResponderEliminar

  3. Me gusta esa como oración o llamada a la madre tierra, tan enigmática en su inmensa soledad.Te dejo mi cariño con mi abrazo, Sylvia.

    Soco

    ResponderEliminar
  4. Gracias por este hermoso poema. Desolación, inmensidad, espera, y al final, esperanza? Me gustó mucho. Felicitaciones. Abrazos, Diana

    ResponderEliminar
  5. Siempre me acuerdo de ti, veo un programa español realizado en la Patagonia, El Conquistador del Fin del mundo.

    Pase a visitarte y a desarte una semana con buenos logros.

    Cariños

    Frase de la semana:
    "Todos deseamos mejorar el mundo, y todos podemos hacelo con solo empezar por nosotros mismos."
    (anónimo)

    ResponderEliminar
  6. En el Dia Internacional de la Mujer, recibe mi abrazo, acompañando estos sentires para que mimen tu ser:

    En lo femenino la ilusión es realidad
    En lo femenino la gota de rocío es alimento
    En lo femenino el beso no es una casualidad
    (Frag: Jose Luis Padilla)

    Cariños

    ResponderEliminar
  7. Magnífica apreciación de la estepa...Con sus colores, su austeridad, su aridez...Donde conjugas estupendamente la soledad, con la perfecta definición de un lugar yermo pero nunca frágil ...me encantó.Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado este poema, Sylvia. Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar